Buscar este blog

28 sept. 2009

El arte de no creer en todo

Lz 67

Este propone convertirse en un manual sencillo para evitar ser engañado, como dijo Jack el destripador, vayamos por partes:

Si bien todos tenemos derecho a la informacion [y si no es así deberiamos tenerlo] que no incluya por supuesto cosas privadas de otras personas [si puedes empezar a sentirte mal por tu consumo excesivo de programas de chimentos y de ese sentido morboso por saber todo sobre ellos, como a que hora van al baño] y como todo derecho, tambien trae consigo un deber [Todo gran poder conlleva una gran responsabilidad] .

Y el deber del cual hablamos es el de cuestionar la información que nos dan, que brillantemente en Dividiendo entre cero lo describen, al leer su historia sobre como cuando niño quizo comprar algo para hacer feliz a su mama, con una pulsera que ofrecia el oro y el moro, me hizo reflexionar sobre esas cosas que nos llegan al mail.

Lo que popularmente se conocen como bulos o Hoax [un interesante articulo sobre cual fue el primer Hoax por aquí] si bien podemos tratar de no ser engatusados con esa labia de vendedores de serpientes que siempre apelan a nuestro lado mas morboso y curioso, haciendonos creer cosas tan extrañas como gatos en botellas, chupacabras o cosas como que hotmail cerrara sus puertas si es que no envian este mensaje a una cantidad de amigos.

Pero no solo de personas sin ningun phd pueden venir de los engaños, todas las mentes son susceptibles a eso pero para evitar eso solo debemos seguir estas recomendaciones sobre las 10 señales de ciencia falsa. Al fin y al cabo no todos pueden hacer lo que hizo Einstein.

Claro si no despues de todo, nos podemos encontrar en el hotel de Hilbert y tomarnos nuestro rico trago grog.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More