Buscar este blog

21 jul. 2008

Venganza

Los días recorrieron tu piel dejando sendas imágenes de lo que había pasado, hoy mucho ya no nos separa, yo aun sigo fingiendo viviendo en mundo de cartón. Y aun tu eres la mujer de plástico que viene a jugar conmigo.

Hemos estado solos tantos días, tantos momentos, tanta tristeza y lagrimas que recorrieron el camino imperfecto desde nuestro ojos hasta el ya no tan lejano piso. Nos atrae la tierra poco a poco, fuimos y siempre seremos polvos.

Los achaques de hombres que ahora andamos a bastón, aun recorro la misma calle que siempre me ha llevado a tu casa con la misma alegría que la primera vez que la hemos recorrido juntos, ahora el camino para mi es mas largo y el final ya no es tan alegre.

Miro las calles que recorrimos y veo a los niños jugar en el parque, logro distinguir a tu pequeña nieta ha heredado tu belleza y adopto también tu soledad de los últimos años.

¿Quien es el tiempo para alejarnos de las personas que mas amamos? Y quienes somos nosotros para permitírselos...

Recuerdo tanto esos pequeños arboles, y ahora verlos tan grandes, ver que los jóvenes amantes lo utilizan de sombra, que pequeñas parejas pintarrajean en su tronco amores que no duran y demás estupideces.

Tu casa aun sigue igual, miro por la ventana y las personas que viven ahí dentro ya no son las mismas, se ve tu sillón donde pasaste tus últimos días, y viendo un lugar vacío siento y entiendo lo que dijo el hombre de hojalata: "Yo se que tengo corazón, porque esta roto"

La venganza es lo único que me deja vivir, es la venda de mis ojos que no me permiten llorar mientras añoro nuestros momentos



1 comentarios:

Demasiado duro consigo mismo. El dolor (y un soslayado temor a la muerte), en su máxima expresión. Fuerte el cuentito...

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More