Buscar este blog

10 dic. 2007

Parteners


Después de la salida de las 18 horas de "El Baicos Cid" ["El Baicos Cid" queda muy cerca a "La Comadreja" y es de mucho mas clase] me fui extrañamente a una iglesia, no es que fuera a expiar mis pecados, solo necesitaba un lugar donde pasaran las horas para que sean las 22 y volver al trabajo pero como no tenia ni un sol no me quedo de otra que ir a una iglesia.
Entre discretamente, sin hacer mucha alharaca me senté a un lado al fondo.

Estuve un rato sentado, todo parecía ser muy normal [o como debería ser una misa, aunque a decir verdad de eso mucho no se] entro un gordo era medio raro pero tenia una cara amigable [tenia toda la típica apariencia de un "gordo bonachón"] a su paso viene un joven un tanto menor que el, estaba un tanto agitado pero tranquilo.

Dejo de mirar, la curiosidad me incita a seguir viendo, se que algo traman pero no me puedo percatar de que es.
Empieza un canto de la misa, eso distrae mi atención un rato.
Al volver a mirar veo a otro tipo [un poco mas joven que los anteriores] pero a pesar de su notoria juventud no es tratado de menos, el gordo hace una seña y los demás cambian de actitud, andan mas serios.

Y una monja me acerca una de esas cosas para recoger plata y con una seña le digo que no tengo o que no quiero dar [me distrajo, no pude ver]

Estaban ya sentados los cuatro en el asiento, sigo con la mirada a la monja y se dirige hacia ellos, quiero saber que es lo que pasa, que es lo que ocultan o se traen entre manos, me produce tanta curiosidad.
La monja parece conocerlos, saluda al que parece ser el jefe, es mas alto y los demás lo ven con unos ojos de admiración pero no de recelo.
Le dice algo, la monja sonríe y se regresa al atrio.

Salgo un momento para que al regresar pueda sentar mas cerca a su asiento, necesito saber de que hablan, la curiosidad me domina.
Doy dos vueltas en el patio de la iglesia, regreso me siento en una de las bancas del costado para poder escucharlos.
Pero al parecer ya habían terminado de hablar no sabia que era lo que traman o tramaban.Veo algo brillar de entre ellos y oigo decir:
"pero no se puede dividir entre cuatro-dijo uno-no importa el resto para el asiento-dijo otro-"
Cada uno dividió el botín entre lo que pareció justo, y dejaron un resto en el asiento, la misa ya acabo, ellos salieron presurosos no les pude ver el rostro.
Espero un rato salgo detrás de ellos a ver donde se dirigen, se van suben a un carro negro.

¿por que las personas misteriosas siempre utilizaran el negro?

Se van rápido, los quería seguir pero no me alcanzaban los fondos y ya se me hacia tarde para regresar al trabajo.

Volví dos días despues a esa iglesia a ver si me los cruzaba o si podia saber algo de ellos pero no pude encontrar...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More