Buscar este blog

7 sept. 2009

Acné, una nueva forma para detectar la hora de defunción

La bióloga Isabel Fernández Corcobado ha realizado unos estudios que pretenden [pueden] determinar la hora exacta de tu muerte.

Aunque la noticia suene irrisoria no podria ser mas seria, es un descubrimiento que puede revolucionar la criminología mundial.

Pero antes de ir de lleno a lo que propone la bióloga revisemos un poco que nos dice la rica Wiki sobre el Acné:

La forma más común de acné se conoce como acne vulgaris, refiriéndose al acné común. Éste se presenta como una serie de secreciones excesivas de glándulas sebáceas que, combinadas con células muertas de la piel, bloquean el folículo piloso. En ocasiones, también aparece un defecto en el proceso de queratinización de la piel, que conlleva al derrame anormal de los poros del forro cutáneo.

Bajo el poro taponado se producen secreciones de grasa que proveen un entorno perfecto para la bacteria epidérmica Propionibacterium acnes, que produce una infección en el poro que excretará pus, provocando que el acné se multiplique descontroladamente. En respuesta, la piel se inflama produciendo la lesión visible. La cara, el pecho, la espalda, los hombros y los brazos se ven especialmente afectados.

Lz 064

La bióloga utilizo la bacteria Propionibacterium acnes por su menor riesgo biólogico, este estudio fue llevado dentro del marco de su tesis doctoral sobre termomicrobiología forense.

Los investigadores sometieron a observación la piel de 40 personas vivos y 29 cadáveres procedentes del Instituto de Medicina Legal de Granada, llegando a la conclusión de que la técnica funcionaba con un 97 % de fiabilidad. Y mucho cuidado con creer que esta técnica sólo se puede usar con los adolescentes que tienen la cara llena de granos. Las bacterias del acné común se encuentran en la piel de todas las personas, en otras palabras la técnica vale para cualquier ser humano que tenga piel y que respire [y luego deje de hacerlo].

Su tecnica se basa en el crecimiento de la población bacterial una vez se ha producido el fallecimiento. Los científicos comprobaron que hasta las 12 horas del deceso, la cantidad de bacterias aumentaba de modo proporcional según el tiempo transcurrido. A partir de ahí la colonia comienza a decrecer. Hasta el comportamiento demográfico de las Propionibacterium acnes mostraba el tipo de muerte que había padecido la persona, convirtiendose en una gran herramienta para determinar la hora y posibles causas.

Lo vimos por aquí.

Technorati Tags: ,,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More